​​

​Oportunidades de Inversión

El Perú es un país atractivo para los empresarios debido a que ha mostrado un buen crecimiento económico y estabilidad jurídica que les da seguridad a las empresas extranjeras al momento de realizar una inversión.

El Perú busca atraer inversión tanto nacional como extranjera en todos los sectores de la economía. Por ello, ha tomado las medidas necesarias para establecer una política de inversión coherente que elimine los obstáculos que puedan enfrentar los inversionistas extranjeros. Esto ha provocado que sea considerado como un país con uno de los regímenes de inversiones mas abiertos del mundo.

El Perú ha adoptado un marco jurídico que no requiere autorización previa a la inversión extranjera. Adicionalmente, establece las normas necesarias para proteger la estabilidad económica de los inversionistas respecto a cambios arbitrarios en los términos y condiciones legales aplicables a sus proyectos y que reduce la interferencia del gobierno en las actividades económicas.

El gobierno peruano garantiza estabilidad jurídica a los inversionistas extranjeros respecto a las normas de impuesto a la renta y reparto de dividendos. Los inversionistas extranjeros que tienen derecho a obtener dicha estabilidad tributaria y jurídica son aquellos que estén dispuestos a invertir en el Perú en un período no menor a dos años, por montos mínimos de US$10 millones en los sectores de minería y/o hidrocarburos, o de US$5 millones en cualquier otra actividad económica, o por adquirir mas del 50% de las acciones de una compañía en proceso de privatización.

Las leyes, regulaciones y prácticas peruanas no discriminan entre empresas nacionales y empresas extranjeras. Los inversionistas extranjeros reciben un trato igualitario. No hay restricciones para la repatriación de las ganancias, las transferencias internacionales de capitales, o las prácticas de cambio de divisa. El envío de intereses y regalías tampoco tienen restricciones. La moneda extranjera puede ser utilizada para adquirir bienes o cubrir obligaciones financieras, siempre y cuando el operador esté en cumplimiento con la legislación tributaria peruana.

Marco legal favorable para los inversionistas extranjeros

El Perú ofrece un marco legal que protege los intereses del inversionista extranjero, brindándole:

  • Un trato no discriminatorio e igualitario.

  • Acceso sin restricción a la mayoría de sectores económicos

  • Libre transferencia de capitales.

En adición, al inversionista nacional y extranjero se le brinda:

 

  • ​Derecho a la libre competencia.

  • Garantía a la propiedad privada (no expropiaciones o estatizaciones).

  • Libertad para adquirir acciones a empresas nacionales

  • Libertad para acceder al crédito interno y externo

  • Libertad para remesar regalías y utilidades provenientes de su inversión.

  • Simplicidad para poder hacer, en su gran mayoría, operaciones tanto en moneda local (Nuevo Sol), como en dólares estadounidenses, sin control de cambios.

  • Una amplia red de convenios de inversión y que es miembro del Comide Inversiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Las inversiones extranjeras directas deben registrarse en la Agenda de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión).

​Los inversionistas extranjeros pueden remitir al extranjero (sin restricción alguna) las utilidades netas originadas en las inversiones registradas, así como también efectuar la transferencia de sus acciones, de los derechos de propiedad o participación, efectuar reducciones de capital y disolver las empresas.